Blueballs o dolor de huevos

Blueballs o dolor de huevos

 

Si eres hombre puede que te haya pasado alguna vez, puede que muchas veces, o puede que ninguna, pero definitivamente todos y todas hemos oído hablar del típico dolor de testículos que se produce tras un largo periodo de excitación que no termina en orgasmo.

El “blueballs” o “bolas de color azul”, es un término informal para describir una incomodidad en los testículos. Esto puede ocurrir cuando un hombre tiene una erección, pero no eyacula y es posible que se sienta un poco incomodo, por la congestión temporal de fluidos en los testículos y la próstata, causados por la prolongada excitación sexual.

Se refiere a la próstata congestionada o vasocongestión, que es la congestión temporal de líquido en los testículos y en la próstata que a menudo se acompaña de dolor testicular agudo debido a la excitación sexual prolongada e insatisfecha. Se cree que el término que se originó en los Estados Unidos y apareció por primera vez en 1916. Weinzimer y Thornton sugirieron llamarlo «hipertensión del epidídimo».

 

Algunos hombres pueden privarse de un orgasmo a propósito, para prolongar la actividad sexual. Su pareja sexual también puede pedir que se abstengan de la eyaculación durante un período más largo, para aumentar la duración de su sexo, eso favorecería la aparición del “blueballs”.

Durante la excitación sexual en un hombre, el sistema nervioso parasimpático aumenta sus impulsos nerviosos a los tejidos genitales, dando lugar a un aumento del flujo sanguíneo a los testículos y las áreas de la próstata.

El término blue balls viene debido a que a veces los testículos obtienen un color levemente azulesco

debido a la acumulación de sangre.

Otros efectos secundarios

Algunos hombres pueden también experimentar otros efectos secundarios. Estos pueden variar desde un pequeño dolor de cabeza que generalmente desaparece en pocos minutos, dolores musculares o mal humor (éste causado probablemente a la falta de orgasmo, en lugar de un efecto físico). En otros casos más graves, se ha

sabido de hombres que sufren dolores de estómago y malestar estomacal intenso.



La forma más fácil de aliviar los síntomas de “bolas de color azul” es a través de la eyaculación. Incluso sin orgasmo, este síntomas por lo general disminuye a menos de una hora de inicio, pero también pueden pasado mucho más tiempo, hasta 12 horas o más en los hombres mayores de 40 años. Un remedio popular para las “bolas de color azul” es la ducha fría, lo cual estimularía la salida sangre al escroto, disminuyendo el flujo sanguíneo a los tejidos y fluidos que permite dejar las zonas congestionadas.

Acerca de la forma y el tamaño del escroto:

En un estado normal de no-excitación, los testículos «cuelgan» holgadamente dentro de la bolsa y así se mantienen a una ligera distancia de la zona abdominal. Esa separación es necesaria porque la temperatura de estas glándulas debe ser ligeramente inferior a la del cuerpo para que puedan producir espermatozoides. Si alguien se va a la piscina y se mete en agua -fría- notará que la bolsa escrotal se le retrae y acerca los testículos al cuerpo para compensar el enfriamiento, llegando a ejercer cierta presión. Sin embargo, eso no provoca dolor -a menos que la piscina esté ubicaba al aire libre dentro del círculo polar ártico, claro-.

En la excitación lo que ocurre es que la bolsa también se retrae y además el tejido interno se inunda de sangre, por lo que la bolsa se comenzará a «hinchar» en el plano horizontal, pero también se acortará verticalmente. Al final tendrá una forma más o menos redondeada. Cuánto aumenta de volumen depende de la fisiología de cada uno y de cuánto se ha retraiga la bolsa.

Qué NO ocasiona dolor:

Aunque en la práctica sea fácil asociar la eyaculación del semen con la relajación y la liberación de la necesidad de llegar al orgasmo, este no se acumula durante la excitación sexual de forma que pueda llegar a producir dolor o molestias.
Sí ocurre que a la larga, si no se eyacula, terminarán por producirse poluciones nocturnas, pero estas no se sienten como una necesidad urgente de «vaciado». Además, los espermatozoides, por ejemplo, son reabsorbidos en gran parte por el propio organismo.

 

Te duelen los huevos por eso del “calentón prolongado”,Alguna chica, te ha estado calentando toda la noche, ”¿Me vas a dejar así con este dolor de huevos?”, “la muy calientapollas se fue sin acabar la faena y me dejo con dolor de huevos”…


Seguramente a lo largo de tu vida lo has sufrido, en silencio!!!
Pues nada si tu pareja no hace nada por aliviarte ya sabes, hacerte una buena paja, o dos, para aliviar los sintomas!!!
Comentanos tu experiencia
 
 

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. amando los dice:

    Muy interesante el tema sobre el dolor de huevos Nacho.<br />Me encanta tu blog amigo.<br />Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: