Masturbación con las mamas «Cubana», «Paja Rusa»…

Cubana, Paja Rusa, Collar de Perlas, Tipjob, o hacer una Española.


En España coloquialmente se la conoce como «cubana» y en Hispanoamérica como «chaqueta rusa», «paja rusa», «francesa», «turca», «sueca» o «collar de perlas». “Titjob” o “Titfucking” en ingles… ¿y en Cuba? habéis acertado, en Cuba (como en Alemania, Italia o Francia) se denomina “hacer una española”

La masturbación con los pechos es una práctica sexual consistente en que el varón introduce el pene erecto entre los senos de la mujer, ella o él los junta (comprimiendo así el pene) y simula los movimientos de la penetración, frotando repetidamente su miembro entre el busto, y como consecuencia del acto, el hombre llega a eyacular.


Para realizar esta posición sexual, en general es necesario que los senos de la mujer sean grandes, debido a que pueden recibir al pene de mejor forma que un busto pequeño. Puede ser útil algún gel o crema (que se ubica en el medio del pecho de la mujer o en el pene) que sirva como lubricante para realizar el acto de forma adecuada.

Actualmente la mujer también puede llevar la iniciativa al realizar esta práctica. En esta situación, el hombre es quien se sienta y separa sus miembros inferiores y la mujer (generalmente arrodillada) pone el pene erecto entre sus senos y los mueve de arriba hacia abajo o frotando seno contra seno, intentando producir el orgasmo del hombre. Asimismo, la mujer puede sujetar el miembro masculino y frotarlo con sus pezones para aumentar la excitación. En algunos casos, la mujer puede masturbar al hombre con sus senos mientras también le practica una felación, utilizando una técnica coloquialmente llamada «chupada mamaria». Igualmente, cuando el hombre eyacula en el cuello de la mujer, se le suele llamar «collar de perlas», por el parecido de las gotas de semen depositado con dicho objeto.

La cubana es una de las prácticas sexuales que más morbo despierta entre los chicos, algo que resulta delicioso y muy excitante para ambos y es que ellos reciben el placer de estar en contacto con esa zona erógena, mientras que ellas sienten que tienen el control del momento en medio de la sumisión y el disfrute. Si quieres llevar esta experiencia un poco más allá entonces de seguro te gustará saber cuáles son las mejores posturas sexuales para hacer una cubana, toma nota te las presentamos.
Instrucciones

Hacer una buena cubana es más fácil de lo que creemos, en especial cuando nos valemos de algunas técnicas o trucos que harán que la experiencia sea mucho más placentera para tu chico. Una de los puntos importantes a tomar en cuenta es el de encontrar una postura adecuada que te permita estar cómoda mientras ambos disfrutan, por eso te damos algunas ideas de buenas posiciones para conseguir hacer una cubana inolvidable.

Antes de hacer una cubana es bueno preparar el terreno, excitar a tu chico y darle otro tipo de estimulación a su pene, como masturbarlo con tu mano o hacerle sexo oral. Entonces cuando ya esté completamente relajado y excitado pídele (en el caso de que esté en otra posición) que se acueste boca arriba. Siéntate sobre tus piernas o arrodíllate, acerca tu torso a su pene y junta tus senos ayudándote de tus manos. Toma el pene entre tus pechos y prepárate para darle la cubana de sus sueños. Esta postura es ideal para la cama.

Si por ejemplo están teniendo sexo en otra parte de la casa, como la sala o la cocina, puedes pedirle que se siente en cualquier silla muy al borde de la misma. Arrodíllate y acerca tus pechos a su pene, colócalo en la posición y comienza a darle placer arriba y abajo. Este gesto lo hará enloquecer de disfrute pues de seguro no se espera una cubana en ese momento. También puedes hacerlo en la habitación pidiéndole que se siente al borde de la cama o en cualquier sofá o silla del cuarto.

Si a tu chico le gusta aquello de tener el control y tu disfrutas un poco de la sumisión hay una postura sexual para hacer una cubana que no los dejará indiferentes. Tu estás acostada boca arriba, él está arriba con sus piernas abiertas y arrodillado. Debe acercar su pene hasta tus senos, tu dejas que el pene se instale en medio de tus pechos, los unes con tus manos y tu chico montado sobre ti realizará el movimiento para autocomplacerse con tus dos buenas razones. Una postura altamente placentera para él, que es quien lleva el ritmo.

Y si te encanta sorprender entonces puedes llevarlo un paso más allá. Cuando estén en medio de un delicioso 69, dile que ahora le toca disfrutar solo a él. Córrete unos centímetros hacia adelante y comienza a masturbarle con tus senos. Esta postura le volverá loco porque sabe lo que estás haciendo pero no lo puede ver, algo que siempre aumenta el morbo.

Resumiendo:

Una buena cubana no depende tanto del tamaño de los pechos como de la técnica, aunque claramente mientras mayor sea tu talla más fricción se va a generar y mucho mejor va a ser la masturbación. Si te da curiosidad o morbo y nunca lo has hecho con tu chico, el próximo encuentro puede ser una buena oportunidad para probarlo.

Toma con delicadeza el pene de tu pareja, antes de pasar directamente a la cubana puedes jugar un poco con él, mastúrbalo primero con tu mano, luego dale un poco de placentero sexo oral esto hará que el ambiente se ponga realmente caliente, cuando sepas que ya está a tope entonces da el paso hacia la masturbación con tus pechos.

Toma un poco de lubricante íntimo y frótalo por tu canalillo, es decir entre tus senos. Hazlo mientras él te ve, lentamente, toca tus pechos, provócalo y sobre todo has que se imagine lo que viene, lo que estás a punto de hacerle.

Una vez que la zona esté suave deberás colocar su pene entre tus senos y, para generar mayor fricción, valerte de tus manos, úsalas para juntar tus pechos y hacer que el pene quede un poco más apretado entre tus dos buenas razones.

Gracias al lubricante el pene se deslizará de una manera increíblemente placentera para él.Mastúrbalo siguiendo el movimiento habitual, arriba y abajo. Lo ideal es comenzar un poco lento y luego ir más rápido, pero el ritmo dependerá del gusto de él, en ese momento dedícate a complacerle y hazlo como te lo pida.

Después de una placentera cubana pueden continuar experimentando hasta acabar en un delicioso coito o bien pueden aprovechar y probar otro tipo de placer como la eyaculación en los pechos o la facial. No dejen a un lado la oportunidad de vivir nuevas experiencias que pueden resultar increíbles para ambos.
Si deseas leer más artículos parecidos a cómo hacer una buena cubana , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexo y besos

.¡¡¡ Es una gran delicia !!!                                                                    

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: